Dirección postal:

Filología española

Apto 24 (Unioninkatu 40)
00014 Universidad de Helsinki
Finlandia

Directorio telefónico

Historia

La investigación de filología española cuenta con largas tradiciones en Finlandia. Oiva Johannes Tallgren (posteriormente Tuulio), nacido en 1878, emprendió un largo viaje de estudios por el Centro y Sur de Europa tras licenciarse en 1901. En Madrid fue discípulo de don Ramón Menéndez Pidal, el hispanista más prestigioso de la época. La tesis doctoral de Tuulio, "Estudios sobre la Gaya de Segovia" (1907) fue la primera tesis en lengua española sobre un tema hispánico aprobada en la Universidad de Helsinki.

Además de sus investigaciones sobre temas hispánicos, Tuulio publicó también una larga serie de estudios sobre el italiano, el catalán y el árabe. De hecho, Tuulio merece ser considerado como fundador, a escala europea, de la línea hispánico-árabe de filología hispánica. Desde 1928 hasta su muerte en 1941 ocupó una cátedra personal extraordinaria de lenguas sudrománicas en la Universidad de Helsinki.

La tradición filológica hispánico-árabe iniciada por Tuulio tuvo su continuador en el discípulo de Tuulio, Eero K. Neuvonen, cuya tesis "Los arabismos en el español del siglo XIII" (1941) sigue siendo la obra más conocida de la hispanística finlandesa. Tras la Segunda Guerra Mundial, la investigación de filología española en Finlandia tuvo una paréntesis de casi cuarenta años. Neuvonen se trasladó a Turku, donde trabajó como director de la Biblioteca de la Universidad. Con todo, se impartía enseñanza práctica del español tanto en la Universidad como en la Escuela Superior de Ciencias Económicas, donde el lector Erkki Vierikko fundó un Instituto Iberoamericano. Cuando la actividad de este instituto terminó, su biblitoteca fue trasladada a la Universidad de Helsinki. Al mismo tiempo se creó el Centro Iberoamericano de esta universidad.

La cátedra de Lenguas Iberorrománicas fue creada en 1981. Al mismo tiempo se instauraron los estudios de especialización de Filología Española. Los estudios básicos e intermedios (approbatur y cum laude) existían desde principios de los años 70, y la asociación de estudiantes Setenta fue creada, como indica su nombre, ya en el año 1970. Durante la década de los 70 fue el profesor Erik von Kraemer, que ocupaba una cátedra personal extraordinaria de Filología Románica, quien elaboró los planes de estudios de Filología Española. La enseñanza práctica del español estuvo a cargo de doña Elena Talavera y Seco en la década de los 60 hasta que se creó, en 1969, el lectorado permanente, cuyo primer ocupante fue el Dr. Alfonso Reta.

La oferta de lenguas hispánicas enseñadas en el seno de la cátedra fue ampliándose a lo largo de los años 80, para abarcar el portugués (el Departamento cuenta con un lectorado portugués desde 1983, financiado por el Estado portugués), el gallego (subvencionado por la Xunta de Galicia) y el catalán (subvencionado por la Generalitat de Catalunya). A partir de los años 80 se han organizado también cursos de vasco.

Filología española es una parte del Departamento des Lenguas Modernas desde 2010.